PRETTY WOMAN

 

1503955_681541685213646_1839584163_n-2

Vivía en una gran ciudad, se llamaba Laura, era una una tremenda Dama, y seguirá siéndolo, eso no se suele perder. Era prostituta y tenía una bella cicatriz justo al lado derecho del ombligo, bello también, igual que la cicatriz, igual que todo ella.

“En esta vida siempre hay cicatrices, algunas se ven y otras no, las que no se ven suelen ser mucho más dolorosas que las que se ven, a las segundas las cura el aire, las otras, las que no se ven, siempre están ahí y nunca cicatrizan”, me contó alguna vez, y a mí me encantaban sus historias.

Cuando la conocí no sabía a que dedicaba su tiempo, en el ámbito en que nos conocimos nada me lo hizo sospechar, tampoco me hubiese afectado para nada saberlo, le daba la vuelta a todo para sacar adelante a un hijo que tuvo con algún capullo que con 18 o 19 años le prometió amor eterno, y termino dejándola sin nada a lo que agarrarse y sin poder volver a su casa hasta mucho tiempo después. Pero lo consiguió, hubiese conseguido todo lo que se hubiese propuesto.

Yo me enamoré perdidamente de ella y de todo lo que ella representaba. Ella era la lucha constante ante todo, no paraba nunca, decía que para ella todo era mas difícil, simplemente ser o estar representaban una continua lucha, “Nadie nos quiere cerca, pero todos y todas quisieron ser alguna vez Pretty Woman, así es la doble moral, una doble mentira”.

La conocí hace algunos ya, pero aun la sigo recordando, tremenda tipa, valiente, nada le daba miedo, sólo que terminasen los días en los que ella se sentía bien, porque el día siguiente podía ser siempre peor. Decía que era una “optimista momentánea”, o sea que era optimista sólo cuando estaba bien; yo le decía que eso no era ser optimista, y ella me contestaba que eso era ser optimista para ella y punto. Curiosa definición del optimismo con la que nunca te equivocas.

Con una vida de idas y venidas,  conociendo constantemente tipos malos y algunos buenos, que según ella eran más buenos que cualquier otro bueno en encualquier otro sitio, porque serlo en ese entorno requería serlo de verdad, era muy fácil no serlo, aparentaba una vida y vivía otra para poder tener otra distinta en el futuro.

Compartimos alguna que otra cena, muchas risas, y algún que otro momento tremendamente sincero que nos hizo dudarlo todo en algún momento, todos los planteamientos morales y políticamente correctos, y cualquiera de las estrategias socialmente establecidas, ella tenía ciertas informaciones de primera mano que lo desmontaba casi todo.

Yo era joven y un inconsciente, lo sigo siendo, lo segundo, ella bella e inteligente.

Pero me mantuvo al margen del abismo, me aviso de dónde estaban las minas para que no las pisase y saliese de allí sano y salvo, aunque a mi me hubiese encantado que alguna de aquellas minas estallara bajos mis pies, porque en cierta medida siempre me atrajo ese lado oscuro de las personas que hacen lo que sea por sobrevivir. Hoy se lo agradezco.

No sé que habrá sido de ella, ni siquiera sé que ha sido de mí, pero siempre he tenido presente la frase que repetía constantemente, “No te creas nada porque nada es como parece, es más, suele ser todo lo contrario de lo que parece, y donde hoy estás mañana no estarás, y si sigues estando sabiéndolo, te estarás engañando”.

Aprendí mucho de ella, no dejó que me enamorase, no quería que nada durase más de lo que deben de durar las cosas, que es el tiempo en el que podemos disfrutarlas libremente.

Tengo su bella cicatriz grabada en mi memoria, y espero que sea la única que le quede, que todas las demás hayan desaparecido, y que la hayan ayudado, porque nada ayuda más en esta corta vida que lo que se aprende de lo que esconde una buena cicatriz.

Sólo hay una verdad y una moral, la que nosotros elijamos entre miles de opciones.

Buenas noches a todas las bellas damas del mundo, luchadoras y valientes.

 


One Response to PRETTY WOMAN

  1. Pepe remero says:

    Muy bonita historia carlitos la moral es la que nosotros queramos tener

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>