LOS VIAJES DE ENRIC

enric

Este tipo y yo compartimos algunas aficiones, entre otras a viajar de cierta forma, y yo le profeso una fe absoluta. De todas sus cualidades destaco la del sentido común, tan escasa en estos tiempos, y la solvencia ética, aun mas escasa.

De sus Historias de Londres, New York, o Roma, solo apuntar que son libros de cabecera para este que escribe. Nadie nunca contó esas ciudades como él, las tres las conozco bien, y algunas de ellas más que bien, y el las cuenta desde dentro, desde donde se tienen que contar, viviéndolas, trabajando en ellas, conociendo vecinos, y sin ningún tipo de complejo, la única forma verdadera de conocerlas, sin cámaras colgadas del cuello, solo con inquietud y ganas de aprehender, retratando desde el corazón, y sabiendo contarlo.

Tipo curioso, y creo honesto, que abandono el periódico más importante de este “país” cuando este despidió a más de un tercio de su plantilla dando beneficios escandalosos a su consejo de administración. Lo denuncio en un artículo en el susodicho diario, vetado tras su publicación, uno de los episodios más vergonzosos del periodismo en los últimos años, y desde una empresa que siempre enarbolo la bandera de la libertad como su principal seña de identidad.

Sus artículos y sus libros son unos de los motivos por los que me gusta escribir, con mayor o menor acierto, eso es lo de menos.

Hoy me lo cruce en un magnífico articulo en Just Down, magnifica publicación, donde describe el problema del integrismo islámico con una solvencia escalofriante e incomoda, como todo lo verdadero, incomodo. Lo hace después de haber sido corresponsal en Israel, donde sus artículos sobre el problema árabe harían reflexionar a más de un comentarista circense de algún plato de televisión que jamás han estado en ninguno de los sitios de los que se atreven a hablar sin tener ni puta idea.

Del Integrismo, islámico en este caso, pero muy parecidos todos, solo comentar que algo debemos de estar haciendo mal desde aquí para que tanto odio se este generando allí, en personas que nacen de la misma forma y solo en diferente sitio. Alguien debe de estar ganando mucho dinero generando tanto odio. Y detrás de los pobres siempre un dios que lo abandera y lo justifica todo. Bendito ateísmo, cuantas vidas habrías salvado.

Lo peor no es el problema que vivimos hoy, es el que vivirán generaciones posteriores, las de nuestros hijos y nietos, porque hoy se está plantando la semilla del odio, todavía tiene que crecer y hacerse aun más fuerte, y entonces quizás el petróleo, que es la principal causa de todo, no será tan importante, pero ya dará igual, el mal habrá vuelto a vencer.

De Enric Gonzalez, y con referencia a la divinidad os dejo una cita de sus Historia de Roma, para suavizar un poco todo la anterior, y para que este adelantado otoño no sea completamente gris, a mi me encanta, dice,

“Admito, en todo caso, que el impulso irracional en búsqueda de lo divino puede producir maravillas. Nadie sabrá nunca si Miguel Angel creía o no creía y, si creía, en que creía. Pero dejo la cúpula de San Pedro. Obsérvenla, a ser posible en una noche de neblina. No sólo es hermosa: Es moralmente elegante.”

Buenas noches.

 

 


2 Responses to LOS VIAJES DE ENRIC

  1. Judy says:

    No habría estado mal poner el enlace al artículo que mencionas. Espero poder leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>