GENTE DECENTE

11856296_10153400942492368_5931028348721991988_o

“Cada acto de percepción es en alguna medida un acto de creación, y cada acto de memoria es en alguna medida un acto de imaginación”. Lo dijo el gran Oliver Sacks, y estoy absolutamente de acuerdo.

Que mejor frase para volver a este rincón, del que sólo se recordarán las frases de los demás, que son las únicas que tienen cierto sentido.

En cada país y en cada idioma tengo mi expresión favorita, en Inglaterra es “absolutely”, en Argentina su vale para todo “dale”, son palabras o expresiones que, a mi absurdo modo de ver las cosas, definen su sociedad, su forma de ser. La otra noche descubrí mi expresión favorita de un país, Brasil, que va camino de convertirse en uno de mis favoritos. Me la dijo una dulce colombiana de Bogota la otra noche, despidiéndonos a más distancia de la que deberíamos haberlo hecho. Fue en esa despedida donde me dijo “fique a vontade”, que simplemente significa no dudes en llamarme cuando quieras, pero que a mí me supo a música celestial. Y lo hice, la llamé, y la sigo llamando.

En cada país te encuentras a las mismas personas, con rostros y cuerpos diferentes, pero los mismos en todos sitios. Transcurrido un tiempo puedes encontrar similitudes increíbles entre algunas personas que dejas atrás y las que te encuentras en los sitios a donde llegas, quizás sea fruto de una labor inconsciente con el que las personas que estamos continuamente de aquí para allá intentamos protegernos de la soledad, no permitiéndole que nos visite nunca, aun estando 100 años solos en una isla desierta.

Hay definitivamente tantas formas de vivir como de morir, y ninguna es mejor que otra, lo maravilloso reside en poder probar cuantas más mejor, para al final haber tenido la suerte de conocer, de saber, en eso reside la libertad, en tener opciones donde elegir. En este país han decidido vivir a su ritmo, ocurra lo que ocurra a su alrededor. Ellos no tienen ambición por trabajar más, sólo tienen ambición por vivir mejor, y no sé porque me da la impresión de que no andan muy descaminados, por mucho que me exaspere continuamente ante la más cotidiana de las situaciones, para quien esto escribe ver lo que una cajera de un supermercado puede tardar en cobrarte 50 reales, es una experiencia casi religiosa.

Pero intentar vivir vidas distintas es inexorablemente intentar comprender continuamente, aun aquello que para nosotros no tiene la más mínima explicación, es un ejercicio mental tremendamente sano, depura la mayoría de complejos y prejuicios que podamos llegar a tener sobre todo aquello que no es como a nosotros nos gustaría que fuese.

Agua de coco, playa, y buenas personas, eso me he encontrado en esta etapa del viaje en este tremendo e inmenso país. Personas con muy pocos complejos y con muy pocas ganas de problemas. Personas que no fuman y que se cuidan, porque quieren estar por aquí bailando el mayor tiempo posible. Personas alegres, con esa alegría que teníamos nosotros antes de que nos invadieran los billetes de 500 euros y los móviles de última generación.

Y personas que dan los buenos días aunque no te conozcan y no te hayan visto nunca, eso hace mucho tiempo que no me pasaba, y es un tremendo placer, insignificante, pero enorme.

Gente decente.

Y los mejores culos del planeta, sin la más mínima duda, algo que también hace que tus días sean más felices aquí que en cualquier otro lugar del mundo.

Buenas noches

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>